Con Straumann consigue un tratamiento dental menos invasivo

En indicaciones especiales, como cuando no hay suficiente hueso disponible, Straumann diseña un material especial  para que el  tratamiento con implantes sea menos invasivo para el paciente. 

Los implantes dentales se integran en el hueso maxilar como los dientes naturales

Si no hay suficiente hueso disponible, se utiliza el procedimiento del aumento de hueso1. Sin embargo, este procedimiento puede no ser necesario en determinadas circunstancias que deberá evaluar su dentista.

Con Roxolid®1 , Straumann ha diseñado un material especial  para implantes dentales que ofrece incluso más resistencia que los implantes de titanio. En este contexto, más resistencia significa que el implante puede soportar más carga.

Los implantes Straumann® fabricados con Roxolid® pueden utilizarse cuando sean necesarios implantes más cortos debido a que las dimensiones del hueso del paciente sean reducidas.

 

1 El dentista decidirá si se pueda evitar un procedimiento de injerto óseo o no en función de la evaluación médica de cada paciente.

Procedimiento más corto, tiempo de tratamiento menor

Con la opción de utilizar implantes más pequeños y evitar el procedimiento del aumento de hueso, el tiempo de tratamiento puede reducirse ya que la cirugía requiere menos pasos.

Evitar la destrucción del hueso

Al usar implantes más pequeños se destruye menos hueso , el flujo sanguíneo es mejor y hay más tejido alrededor del implante. Estas condiciones son fundamentales para una integración satisfactoria del implante y su longevidad. 

1 Lista de literatura científica: www.straumann.com/roxolidref